Spread the love

Este miércoles, trascendió un aberrante caso de abuso sexual en San Juan. La víctima fue una nena que padeció los ultrajes de la pareja de su madre, cuando ella tenía entre 12 y 14 años. Además, terminó quedando embarazada, por lo que le practicaron la interrupción voluntaria del mismo, en el Hospital.

Este hecho terminó con una condena contra el imputado, identificado con las iniciales P.N.A. (se reserva la identidad para proteger la integridad de la víctima), quien pasará 11 años en el Penal de Chimbas, acusado de abuso sexual con acceso carnal, triplemente agravado, por la guarda, por la convivencia y por grave daño a la salud mental de la víctima. Además, le añadieron el delito de promoción a la corrupción de menores, triplemente agravado por la edad de la víctima, la convivencia y la guarda.

El Ministerio Público Fiscal, detalló que la denuncia fue radicada el pasado 14 de abril. Desde entonces, inició la investigación y se pudo determinar que P.N.A. abusó de forma reiterada, con acceso carnal a la niña.

Sufrió durante el plazo de 2 años, cuando la menor tenía entre 12 y 14 años. El sujeto aprovechaba la convivencia que tenía con la madre de ella, en Chimbas y todo inició con actos de seducción.

Incluso, en cada acto aberrante la filmaba y, también, le decía que la amaba y que tenían una relación. Cuando la pequeña ya tenía 14 años, quedó embarazada. El acusado, conociendo eso y sin pudor, abusó nuevamente de la niña, hasta que ella reveló el caso y avanzaron a denunciarlo.

Cabe destacar que el embarazo fue interrumpido voluntariamente en el Hospital Dr. Guillermo Rawson.

 

fuente: diario movil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *