Vie. Abr 23rd, 2021

En los próximos días, el Gobierno de Alberto Fernández tendrá que definir el cuarto aumento por decreto de las jubilaciones, pensiones y otras prestaciones sociales.

Este incremento será el que rija para los siguientes tres meses: de diciembre a febrero 2021. Mientras que se espera que para marzo, que es cuando se debe cobrar el otro incremento, ya esté vigente la fórmula de movilidad que deberá aprobar en las próximas semanas el Congreso Nacional.

En cuanto al incremento por decreto que se conocerá en estos días, se estima que rondaría entre el 6 y el 7% y así sería superior al de la fórmula de movilidad suspendida con la ley de Emergencia que estimaba para los meses entre diciembre y febrero, un alza de solo el 4,48%.

Ese porcentaje se genera a partir de sumar los dos componentes de esa fórmula: el 70% de la variación que tuvo el Índice de Precios Minoristas (IPC) del INDEC en el segundo trimestre de este año (fue del 5,3%), y el 30% del alza que registró en el mismo período la Remuneración Promedio Imponible de los Trabajadores Estables (RIPTE) (2,6%).

Para el mes de septiembre, la inflación en lo que iba del año era del 22,3%. Mientras que los aumentos por decreto fueron de entre 3,75% y 12,96% según los rangos de haberes, en marzo, del 6,12% en junio y 7,5% en septiembre.

Estos tres aumentos fueron inferiores a los de la fórmula suspendida que, para septiembre, hubieran tenido un alza del 35,96%: 11,56% en marzo; 10,89% en junio y 9,88% en septiembre.

Se estima que el próximo aumento por decreto para las jubilaciones rondaría entre el 6 y el 7%.