Dom. May 16th, 2021

Por uno momento, la decisión de dar otro paso hacia la reapertura económica en la provincia y flexibilizar la cuarentena en medio de la pandemia del coronavirus, se paralizó ayer al conocerse que había un nuevo caso de Covid-19. Un hombre de 43 años, que llegó en el avión sanitario desde una clínica de Buenos Aires, se convirtió en el tercer caso comprobado en San Juan (ver página 3). Allá le habían realizado el hisopado para detectar el virus tres veces y todas habían dado negativo, según se informó anoche al cierre de esta edición.

El gobierno va a exigir explicaciones a las autoridades de ese nosocomio bonaerense por esos resultados. Pero pasado el mal trago inicial y al analizar más fríamente la situación, se decidió seguir igual con las aperturas del comercio y de los shoppings a partir del lunes próximo como estaba previsto, según confirmó el gobernador Sergio Uñac. «»Vamos a avanzar con la decisión de reactivar más actividades económicas el lunes 11, porque obedece a un status sanitario, y a una planificación de gobierno y sector privado cuidadosa, que es fruto del diálogo con sectores comerciales, industriales, y de servicio que están siendo castigados por los inevitables efectos económicos de la pandemia», dijo el Gobernador. En el gobierno contemplaron para avalar esta decisión el hecho de que el nuevo caso es «importado», es decir que vino de afuera de la provincia, y por lo tanto San Juan sigue sin circulación viral en su territorio. Tampoco se duplican los casos de coronavirus y eso hace que la provincia siga cumpliendo con el estatus sanitario que aprueba el Gobierno nacional para ir aflojando la cuarentena.

El gobernador Uñac calificó la apertura comercial como «una prueba de fuego».

Como el nuevo caso es controlable, se decidió seguir con la decisión de abrir más la economía. «Estamos gestionando esta crisis para que no haya una tensión entre las demandas económicas para reactivar más actividades y el cuidado de la salud de los sanjuaninos, sino mucha responsabilidad de cada uno, a la que apelo nuevamente, confío que los sanjuaninos seremos más responsables aún», advirtió el Gobernador. Bajo esa premisa, el comité Covid-19 ayer siguió revisando protocolos para que abra el comercio el lunes.

Eso sí, ahora se estará con la lupa puesta en no permitir nada que se salga de las estrictas normas de control que regirán a partir de la próxima semana, tanto para la población como para los dueños y empleados de los locales. La modalidad de atención que se decidió en esta provincia para todo el comercio es por días y por terminación de documentos. Los lunes, miércoles y viernes podrán entrar las personas que quieran comprar y cuyos documentos terminan en 0, 1, 2, 3 y 4. Los martes, jueves y sábados será el turno de los que tienen documentos terminados en 5, 6, 7, 8 y 9. Los locales comerciales a cielo abierto de Capital y del resto de los departamentos de la provincia abrirán en un horario de 10 a 16. Los shoppings lo harán en otro diferente, de 12 a 20, y solamente de lunes a sábado en esta fase de la cuarentena. El domingo todo permanecerá cerrado.

Pese a que no cae bien en el comercio, el secretario de Seguridad, Carlos Munizaga, aseguró ayer que no se permitirán clientes menores de 18 y mayores de 60 años en esta nueva fase de la cuarentena (ver página 3) tratando de limitar la circulación y evitar el amontonamiento de gente. El funcionario informó que se calcula que toda la población que puede circular en un día normal de comercio es de 400 mil personas. Y que este numero se reduce a la mitad prohibiendo la circulación de la franja etaria de menores y de mayores mencionada. En otras palabras, con esta nueva etapa de flexibilización del aislamiento social obligatorio que comprende la apertura del comercio se contempla que circularan diariamente 200 mil personas en la provincia.

Habrá controles de la policía en todos los lugares, pero ante la imposibilidad de tener un agente por cada ciudadano, las autoridades de Gobierno apelan a la responsabilidad y conciencia social de la población.