Jue. Dic 1st, 2022

La audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación para destrabar el conflicto salarial de los choferes de transporte público de pasajeros volvió a fracasar. No obstante, a pesar de que todavía no se solucionó el reclamo paritario ni hubo novedades sobre la posiblidad de subsidios nacionales, no habrá nuevas medidas de fuerza por lo menos hasta el próximo martes.

Este viernes a media mañana se llevó adelante una nueva entrevista entre los representantes de la Unión Tranviaria del Automotor (UTA) y los dirigentes empresarios de la Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (Fatap). Estaban convocados también los representantes del Ministerio de Transporte de la Nación pero otra vez no asistieron.

La audiencia que se realizó de forma virtual duró poco más de 50 minutos –desde las 10 de la mañana hasta las 10.50– y volvió a ponerse sobre la mesa la necesidad de ampliar los subsidios nacionales para las jurisdicciones del interior y así poder afrontar el reclamo salarial de los trabajadores.

Vale recordar que demanda igual suba que los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), que ya lograron la suba del 50 por ciento en tres tramos (15 % en octubre, 15 por ciento en noviembre y 20 por ciento en diciembre), y que por esta razón no realizaron la huelga de 48 horas el miércoles y jueves pasado.

“Es imprescindible que se efectúen al sector aportes adicionales del orden de los 17 mil millones de pesos, por vía de aportes nacionales o de las jurisdicciones provinciales o municipales, sin los cuales es imposible firmar ningún acuerdo salarial”, apuntaron desde el sector empresario en la reunión. En tanto que la UTA comunicó que «atento la falta de acuerdo, ratificamos el estado de alerta, e informamos que de no suscribir el acuerdo que los trabajadores necesitan y merecen, se profundizarán las medidas de acción gremial».

El próximo encuentro está previsto para el martes a las dos de la tarde. La cartera laboral nacional volvió a convocar a la UTA y Fatap para esa fecha e insistió con el llamado para el Ministerio de Transporte de la Nación, que viene faltando a las últimas audiencias. Tampoco se presentó la reunión del miércoles pasado.

El resultado de esa reunión será clave para la decisión que finalmente tome el gremio que conduce Roberto Fernández. No hay precisiones sobre lo que puede ocurrir. Varias fuentes consultadas señalan que la llave para destrabar la conflictividad en todo el país es que la Nación abra el grifo de los subsidios.

La otra variable del sistema del transporte sería la tarifa. Sin una nueva inyección de fondos, la posibilidad de un nuevo paro está presente.

EXPECTATIVA

Una pregunta es cuál es la vía por la que se pueden conseguir esos fondos. La expectativa de algunos sectores está puesta en lo que puede surgir en el Congreso. Para el miércoles próximo está prevista una reunión de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados con los representantes del Consejo Federal de Transporte (Cofetra).

Los dirigentes provinciales esperan poder plantear allí la situación y que se apruebe en la Cámara Baja una partida extraordinaria que cubra las necesidades de la paritaria para llegar a fin de año. Una jugada de este tipo además requerirá la aprobación de los senadores.

Fuente: La Voz