Dom. Feb 5th, 2023

Un jubilado caucetero quedó en la mira de la justicia, después de que la fiscalía lo acusara de haber manoseado a sus tres nietas cuando se encontraba borracho y, por ello, cuando tuvo la posibilidad de hablar y defender su postura, el imputado negó todo y cargó contra su hija, la denunciante.

Sospechado de agredir sexualmente a sus nietas de 12, 10 y 9 años, aprovechó la ocasión para ejercer su propia defensa y desestimar el relato que ofreció el Ministerio Público. «Yo no toqué a nadie, en ningún momento he tocado a nadie y tengo a todos los testigos», aseguró el sujeto que fue defendido por un defensor oficial.
Con el aval del juez de Garantías, Andrés Abelín Cottonaro, el jubilado quedó imputado por el delito de abuso sexual simple agravado por el vínculo, reiterado en tres hechos. Es que no habría una sola víctima, sino tres; y una de ellas habría sufrido más de un abuso.Acorde lo describió el fiscal de ANIVI, Ricardo Juárez Prieto, todo se desencadenó el 21 de julio de este año, en el domicilio del abuelo acusado. En momentos en los que estuvo a solas con las nenas, que lo habían ido a visitar, las tocó en sus partes íntimas. Una de las chiquitas le dijo a su madre que se quería ir del lugar y, cuando la mujer le preguntó por qué quería marcharse, se quebró y le confesó lo sucedido.

Tras el revuelo por la confesión, la más grande de las hermanitas le contó a su mamá que no era la primera vez que le pasaba a ella y que el abuelo ya lo había hecho, cuando apenas tenía 6 años. Sin embargo, nunca se había animado a hablar hasta ese momento.

Luego de fijar un año de Investigación Penal Preparatoria y de establecer las Cámaras Gesell para las menores, el magistrado dictó una restricción de acercamiento a menos de 500 metros a la redonda. Es que el fiscal señaló que los familiares se pusieron de lado del acusado y amenazaron a la denunciante con atacarla.

Así, el abuelo sospechado de someter a sus nietas quedó en libertad, aunque deberá presentarse una vez por mes en la Comisaría 9na para prestarse a derecho.

 

fuente: tiempo de san juan