Spread the love

El acusado de intento de femicidio en Caucete, Jonathan Manuel Torres, pidió declarar este martes 28 de mayo, ante la fiscal Claudia Ruíz Carignano y la jueza de garantías, Verónica Chicón. El hombre iba a hablar por primera vez en el marco de la investigación que lo tiene contra las cuerdas y preso desde el 11 de junio de 2023, fecha en la que golpeó a su expareja de tal forma que la dejó al borde de la muerte. Pero la audiencia para la declaración se canceló, pues el imputado se arrepintió tras hablar con su defensor oficial.

La declaración e indagatoria estaba prevista para este martes 28 de mayo a las 19 horas en la Sala 4. La audiencia la había pedido Torres este lunes 27 de mayo, desde el Servicio Penitenciario Provincial. Pero después de hablar con el defensor oficial Alejandro Martín García, que lo asesoró que lo mejor era que se abstenga de declarar, el joven desistió de dar su versión de los hechos y la audiencia se canceló.

Mientras tanto, la fiscalía Cavig espera el informe de la junta interdisciplinaria para ver si la víctima está en condiciones de declarar o no en la causa. Es que la joven, expareja de Torres, quedó con secuelas neurológicas, producto del golpe en la cabeza, que le causó un traumatismo encéfalo craneano (TEC).

Como consecuencia de la golpiza, la víctima tiene afasia, un trastorno en el habla. Además, otras secuelas neurológicas que los médicos y los fiscales de Cavig están evaluando. La chica, que casi pierde la vida, está actualmente a la espera de una cirugía muy compleja, que es la colocación de una placa de titanio en el cráneo.

El hecho

El jornalero oriundo de Caucete se encuentra detenido desde el domingo 11 de junio del 2023, horas después de que su pareja de 31 años ingresara al Servicio de Urgencia del Hospital Doctor Guillermo Rawson, con un fuerte golpe en la cabeza, por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Durante la audiencia de formalización del caso, la fiscal del caso en aquel momento, Daniela Pringles, relató que el imputado quedó complicado por la declaración de dos sobrinos en Cámara Gesell.

En este contexto, desde el Ministerio Público Fiscal apuntaron no solamente contra Torres, sino también contra su familia, la que fue señalada de organizarse para ocultar la violenta agresión que había iniciado producto de una discusión. Según las palabras de Pringles, la familia del imputado “se organizó para mentir”.

Dato

Torres pidió ser excarcelado durante el transcurso de la investigación, pero la Justicia se lo negó.

 

fuente: diario huarpe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *