Spread the love

Veintiún años de cárcel fue la condena que le atribuyó el juez Martín Heredia Zaldo al hombre de 31 años que abusaba de su hija y de su hijastra, ambas cuando eran menores de edad. El magistrado le otorgó esta pena porque consideró que ambos abusos fueron con acceso carnal y reajustó el pedido de la fiscalía, que habían solicitado 19 años de pena.

La decisión del magistrado se conoció el jueves por la noche en la Sala I de la Cámara Penal y Correccional de Tribunales. El caucetero comenzó a ser juzgado el pasado lunes por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por haber sido cometido por ascendente, encargado de la guarda y aprovechando la situación de convivencia prexistente con una menor de 18 años, en perjuicio de su hija. Y por abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda y la situación de convivencia con una menor, en contra de su hijastra.

Estos hechos ocurrieron en el departamento de Caucete, cuando el changarín fue denunciado por su hija menor de edad en el año 2018. Fue la valentía de la hermana menor lo que impulsó la denuncia de la hijastra del hombre que fue denunciado por la víctima en el año 2019.

Finalmente, el juez Martín Heredia Zaldo reajustó el pedido de la fiscal Micaela Torres de 19 años de prisión porque consideró que habían pruebas para reajustar la pena. Tras el debate llevado a cabo, más los informes psicológicos de la profesional que entrevistó a la menor, señaló que habría existido el acceso carnal contra la niña.

fuente: canal 13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *