Mar. May 18th, 2021

Acorde a lo relatado por quienes fueron testigos del descubrimiento de los siete cadáveres en Los Berros, el detalle más interesante todavía abre interrogantes en torno al hallazgo y es el olor.

Si bien en un principio, las autoridades de seguridad manifestaron que se trata de huesos de larga data, al igual que el primero que se encontró con la escena, más de uno que llegó con la Policía Federal al lugar aseguró que había un olor nauseabundo que provenía de la fosa.

Al llegar al sitio alejado, Tiempo de San Juan, a través de sus cronistas, no logró percibir el olor que mencionaban una y otra vez los lugareños. Una de las razones, quizás, se debió a que la fosa había sido cubierta por varias capas de nylon grueso y, además, toda el área se encontraba con acceso restringido.

Sin embargo, en el espacio custodiado por la Policía habían moscas de todo tipo, como las que rondan los cadáveres en descomposición en el campo.

Con parte de los restos encontrados en poder de la Dirección de Patrimonio de la Provincia y con el trabajo de la Policía Científica, habrá que aguardar por los resultados que arrojen mayores precisiones.