Mié. Sep 28th, 2022

El que cayó preso es Fernando Contreras, quien es director de escuela de Caucete y en su momento fue funcionario del exintendente Julián Gil. Le imputan coacción.

El viernes último el que cayó preso fue el hermano del exintendente caucetero Julián Gil, por faenamiento clandestino y tenencia de arma. Ahora, al que detuvieron fue a su exsecretario de Gobierno y es por presunta coacción. El sospechoso es un director de escuela al que le imputan supuestos aprietes contra un comerciante.
Las versiones son confusas en torno al escándalo que sacude al docente y exfuncionario municipal caucetero Fernando Contreras. En la Policía confirmaron que lo detuvieron el domingo último en su domicilio en Caucete y actualmente se encuentra alojado en los calabozos de la Seccional 28va de Rivadavia. Esta disposición del juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, quien investiga el caso y podría resolver la situación del ahora detenido en las próximas horas.

Hay hermetismo en la Policía y se dicen muchas cosas de por qué está preso. Lo que se sabe oficialmente es que existe la denuncia de una persona que aseguró que estaba siendo hostigado o extorsionado. Contreras es la segunda persona cercana al exintendente Julián Gil que es detenida en sólo tres días. El viernes pasado apresaron a su hermano Marcial, también exfuncionario del municipio, tras un allanamiento en su casa en La Puntilla. Allí secuestraron carne producto del faenamiento clandestino y algunas armas.

La detención de Contreras generó revuelo en su departamento y es la comidilla de todos. En el mismo Caucete se instaló el comentario que el problema tiene que ver con la vida íntima del docente y la supuesta obsesión con otra persona. Otra versión salida de la Policía, pero no confirmada, señala que todo viene por las amenazas y aprietes por negocios que sufrió un comerciante de la zona de Rivadavia.

Sobre esto último, fuentes policiales explicaron que vincularon a Contreras por su auto blanco. Sólo eso trascendió hasta el momento. Es que hay grabaciones de unas cámaras de seguridad que captaron el vehículo del sospechoso de los aprietes y es el mismo color y característica del auto que posee el docente, comentaron. Pero también dijeron que en esas imágenes se ve otro coche similar.

Una fuente allegada al caso deslizó que el caso es confuso y no está claro si Contreras tiene relación con el hecho denunciado. Y ante la duda, especulaban que el juez podría otorgarle la libertad en las próximas horas mientras profundiza la investigación.

TSJ