fbpx
Spread the love

A pesar de que existió un rechazo de los docentes autoconvocados, el Ejecutivo decidió avanzar con la nueva propuesta salarial que implica llegar al 71,1 por ciento de aumento a septiembre. Para ello, convocarán a los gremios docentes y no docentes para formalizar el mecanismo que establece adelantar el aumento del 20 por ciento previsto para noviembre y dividirlo en un 10 en abril y un 10 en julio, además del incremento del 41,1 por ciento de marzo y el 10 de septiembre. Si bien Marisa López, ministra de Hacienda, indicó que se encuentran realizando cálculos para obtener «números finos», estimó que el esfuerzo que tendrá que hacer el Ejecutivo para cumplir con la medida ascenderá a unos 13.800 millones de pesos. Dicho cálculo no es menor, ya que es lo que se estimaba necesario para liquidar sueldos desde noviembre con un 71,1 por ciento de aumento, pero, ahora, los requerirá para afrontar salarios a partir de septiembre. Así, la titular de la cartera contable remarcó que «estamos viendo de dónde obtener los recursos», mientras que reiteró que es un hecho que «será necesario cambiar el presupuesto 2023».

A pesar de que hubo un rechazo, al cierre de esta edición trascendió de fuentes oficiales que un grupo mayoritario de autoconvocados regresaría a las aulas. De hecho, en grupos de Whatsapp, directivos escolares comenzaron a indicar que hoy comenzaban las clases. Otro sector, minoritario, se iba a reunir hoy a las 8 en el Centro Cívico a definir qué camino tomará, dijeron las fuentes.

Autoconvocados se habían concentrado ayer en la tarde en las puertas de Casa de Gobierno y una comitiva les presentó a Luis Rueda, subsecretario de la Unidad Gobernación, y Gerardo Torrent, secretario de Hacienda, un nuevo petitorio que consistió en que el 71,1 por ciento se liquide en junio, más instancia de revisión en julio, que los autoconvocados tengan representación en la mesa de diálogo y el no al descuento de días. Tal como ocurrió el lunes por la noche, las autoridades dieron por cerradas las tratativas y confirmaron la propuesta de adelantar el tramo de noviembre a abril y julio, más 10 por ciento en septiembre. Además, fuentes del Gobierno indicaron que, en dos días, autoconvocados entregaron cinco petitorios distintos.

López indicó que «en las próximas 48 horas tendremos definiciones de números y, luego de eso, evaluaremos cuándo vamos a convocar a los gremios», ya que «hemos recibido expedientes de todos los que representan a los distintos sectores, no sólo a los docentes, atento a la propuesta que se presentó». Sobre la negativa de los autoconvocados, dijo que «rechazada o no, cualquier decisión la tenemos que transcribir en un acta. Ninguna decisión puede ser unilateral con el sector docente».

La propuesta del Ejecutivo a los autoconvocados no cayó bien entre los gremios. Daniel Quiroga, de AMET, dijo que «la mesa negociadora es la paritaria», por lo que, si no hay convocatoria, el Gobierno «está actuando de mala fe». Lucio Vázquez, de UDA, manifestó que el Gobierno «prefiere hablar con gente que no está sindicalizada», mientras que la nueva propuesta «debe ser analizada en la mesa directiva y delegados escolares y eso va a tardar su tiempo», mientras que Enrique Funes, de UPCN, dijo que «cuando nos llamen vamos a ir con todo», esto es, «pedir que el 71,1 por ciento de aumento se dé en junio».

Inflación

Con el dato de IPC que Indec dio a conocer ayer, con el sueldo de marzo, los trabajadores estatales habrán superado en 28 puntos a la inflación. Es que los docentes y no docentes cobrarán su sueldo con una suba del 41,1 por ciento, mientras que la inflación acumulada del año llegó al 13,1.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *