Alfonsín dijo que “entiende” la protesta del 21F

“Si no estuviera en Cambiemos, estaría en la marcha”

El dirigente radical consideró que la movilización de sindicatos opositores se justifica porque “hay un 30 por ciento de pobres, un 10 por ciento de desempleo”. También volvió a cuestionar el rol de su partido en la alianza gobernante y aseguró: “La UCR nunca estuvo tan divorciada de los valores que representó”.

El dirigente radical Ricardo Alfonsín expresó su acuerdo con las razones de la movilización que distintos gremios realizarán el próximo 21 en contra de las políticas del Gobierno y aseguró que asistiría a ella “si no fuese integrante de Cambiemos”. El ex diputado también volvió a criticar el rol del radicalismo en la alianza gobernante: “La UCR nunca estuvo tan divorciada de los valores que representó”, definió.

“No puedo decir que apoyo (la protesta) porque lo ideal sería trabajar para encontrar consensos, pero la entiendo perfectamente -dijo el ex diputado durante una entrevista por La Patriada-. Probablemente, si estuviera en el mundo del trabajo, si no fuera político, si no fuese radical y no estuviera en Cambiemos, estaría en la marcha”.

Entre las razones por las que expresó su inclinación favorable a la manifestación de Camioneros, las dos CTA y el arco sindical más crítico de la gestión de Mauricio Macri, Alfonsín enumeró que en el país “hay un 30 por ciento de pobres, un 10 por ciento de desempleo” y que la Argentina “es cabeza la pobreza juvenil en América del sur”. A esto le sumó los “salarios y las jubilaciones muy bajos, que apenas alcanzan para cubrir la canasta familiar”.

En lo que también fue un tiro por elevación a la Casa Rosada, el dirigente radical planteó que “muchos quieren atacar al sindicalismo porque es un factor de negociación importante con el capital”. Y en este marco, agregó que “la existencia de sindicalista corrupto le viene como anillo al dedo”.

Luego volvió a criticar el rol del radicalismo en la alianza que sostiene la gestión de Cambiemos. “La UCR nunca estuvo tan divorciada de su razón de ser, de los valores que representó. Nunca habíamos sido tan acríticos”, dijo y citó como ejemplo “el silencio” de algunos dirigentes de ese partido frente a los ataques del Gobierno hacia algunos gremialistas.

También mencionó en este marco al caso del policía Luis Chocobar, que mató de tres tiros por la espalda a una persona que huía tras cometer un delito. El ex diputado también cuestionó duramente a los funcionarios que expresaron su apoyo al uniformado: “Es peligrosísimo creer que para el delincuente no rige el estado de derecho”, advirtió el dirigente y agregó que, lo más “increíble” es que “desde el Gobierno se envíen mensajes alentando ese tipo de posiciones”.

“Es parte de lo que llamo una ‘política doñarosista’, en la que se hacen cosas dar respuesta a una demanda la sociedad, con independencia de si es racional o no”, explicó.

En el mismo sentido criticó a los dirigentes de su partido por no alzar su voz en contra de ese caso: “No era previsible que la UCR apoye decisiones con cuyo contenido no estábamos de acuerdo hasta hace dos años”, remarcó.

Deja un comentario